Ideas de looks para tallas grandes 2018 | Nara Moda
15806
post-template-default,single,single-post,postid-15806,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Ideas de looks para tallas grandes 2018

Ideas de looks para tallas grandes 2018 | Nara Moda

Ideas de looks para tallas grandes 2018

Piénsalo: no hay cuerpos perfectos, solo cuerpos diferentes. En este post vamos a proponerte algunos tips para lograr estupendos looks para tallas grandes. Y es que la belleza tiene poco que ver con el número de talla, porque sea este cual sea, nuestro aspecto puede ser igual de atractivo. Basta con acertar en la elección del look adecuado para cada caso.

No conviene obsesionarse con la talla porque al fin y al cabo es algo subjetivo. Lo cierto es que siempre vas a encontrar prendas que te sienten de maravilla, tengan la talla que tengan. Esa etiqueta es lo último que debes mirar. Cuidarte sí, tratar bien tu cuerpo sí, pero todo lo demás es pura cuestión de imagen. Se soluciona fácilmente.

Lejos de obsesionarse, lo mejor es valorar todo eso que nos gusta de nosotras y sacarle partido. Saber elegir la ropa y combinarla del modo más favorecedor, es la mejor herramienta para lucir siempre la mejor imagen, independientemente de la talla. Te traemos unos cuantos consejos para que te resulte más sencillo acertar.

Tips de moda y looks para tallas grandes

1. Hazte con un buen fondo de armario

Este consejo es válido para cualquier tallaje. Un buen fondo de armario es básico para ir siempre impecable. No consiste en acumular prendas, sino en tener muy claro el tipo de prendas a las que vamos a sacar partido y hacerse con ellas, y solo con ellas. Debe estar integrado por prendas que cumplan dos requisitos: que te gusten y que te sientan bien.

Un pantalón negro de vestir, corte palazzo, útil para todo tipo de ocasiones. Y una falda evasé o entallada (descarta las de corte acampanado), alguna blusa blanca y camisas con rayas azules. Son tendencia las mangas con volantes, que además te servirán para equilibrar la cadera.

Los vaqueros son un must. Conviene que sean dos, y que te sientan de maravilla. Los rectos o corte pitillo de tiro medio y discretos en cuanto a decoración, son ideales. Respecto al tejido, que no sea ni muy grueso ni excesivamente fino, porque marcaría más.

Vaqueros en tu fondo de armario | Naramoda.com

No pueden faltar los vestidos. Los camiseros son ideales para cualquier ocasión. Pero puedes elegir cualquiera en estilo y corte minimalista, sin excesivo adorno y escote en V, a ser posible.

Un blazier o americana y una cazadora vaquera, imprescindibles para la primavera. Y en cuanto a la ropa de abrigo, un trench es el clásico que siempre sienta bien, en sus distintas variedades y, por supuesto, un abrigo o parka en color negro.

2. Elige los cortes y diseños más favorecedores

Cada prenda puede encontrarse en una multitud de cortes y diseños. Habremos de elegir siempre aquellos que subrayen lo que queremos destacar y, al contrario, que velen lo que queremos disimular.

Tratándose de pantalones, conviene que marquen el talle y, si se trata de faldas, mejor también las entalladas. Eso sí, descartar las formas acampanadas y las piernas excesivamente anchas.

Por lo general, las prendas entalladas estilizan más que aquellas sin forma o con acabado sin forma. El corte evasé es un acierto seguro en todo tipo de prenda, sea blusa, chaqueta, abrigo, vestido o falda.

3. Jugar con los colores

Los colores son grandes aliados a la hora de resaltar –o disimular– zonas del cuerpo. Un truco infalible cuando nos vestimos con prendas de distintos colores es reservar los más oscuros para aquellas zonas que no queramos destacar.

No por obvio deja de ser un buen consejo. Para la zona que queramos disimular reservar siempre el color más oscuro. Ahora bien, utilizar el negro integral como atuendo exclusivo con el fin de estilizar la figura, no es lo más adecuado. Evidentemente, el negro reduce volumen, pero no si es el color que cubre todo el cuerpo.

Lo ideal es equilibrar la figura. Recurrir a un look monocolor, lejos de desviar la atención de una determinada zona, lo que hace es concentrarla en todo el cuerpo. Si te gusta el negro, lo mejor es utilizarlo en una sola prenda del outfit, concretamente en aquella que cubra la parte a disimular, mientras que el resto deberá ir en otro color o en un estampado discreto.

Colores de prendas para tallas grandes | Naramoda.com

Respecto a los estampados, no todo vale. Por lo general, aportan volumen, al menos visualmente, más que un color liso. Este detalle conviene tenerlo presente a la hora de disimular o destacar la zona que nos interese.

Y cuanto mayor sea el estampado, más volumen aporta. Hemos de procurar que los colores del estampado sean armónicos y no a contraste, porque así, reduciremos esa impresión de volumen.

4. Los complementos, con precaución

Los accesorios son imprescindibles para dotar de personalidad nuestro estilismo, pero hemos de tener cuidado a la hora de elegirlos y combinarlos.

Del mismo modo que para tallas pequeñas se desaconsejan complementos grandes, para las tallas especiales son muy recomendables los complementos de mayor tamaño. Elige accesorios grandes, pero siempre de acuerdo a tu estatura.

Fondo de armario de tallas grandes para pantalones y faldas | Naramoda.com

Por ejemplo, un bolso big size será adecuado para estilizar tu figura, lo mismo que unos pendientes grandes afinarán tu rostro y unas botas altas adelgazarán ópticamente tus piernas.

Pero, cuidado, los complementos son una llamada de atención a nuestra figura, por lo tanto, si nos interesa disimular alguna zona en concreto, hay que evitar que el complemento en cuestión se sitúe sobre ella. Es decir, bolso grande sí, pero si queremos disimular cadera, elegiremos alguno corto para llevar al hombro.

Y si se trata de desviar la atención del pecho, nada de collares o fulares en esa zona. Es decir: nada de complementos sobre el área que no deseamos destacar. Si, por lo que sea, no deseas renunciar a ese accesorio, trata de que sea lo más discreto posible.

5. Tallas especiales y trucos infalibles

Hay técnicas y trucos que pueden ser muy útiles a la hora de quitar el foco de esas áreas del cuerpo que no deseamos destacar. Te los enumeramos a continuación.

Cómo disimular caderas anchas. La consigna es evitar tejidos gruesos y ajustados. Mejor que sean ligeros y fluidos, con caída. Las faldas, mejor de corte recto o evasé.

Cómo disimular brazos. Tendrás que descartar mangas estrechas o tirantes demasiado finos. Lo ideal son las mangas francesas o al codo, o la manga murciélago.

Cómo disimular abdomen. Aunque parezca paradójico, la ropa excesivamente holgada no ayuda. Lo más adecuado es elegir prendas entalladas a la cintura, bien sea por la propia confección (pinzas) o recurriendo a cinturones. El corte evasé es también muy útil.

Respecto a los pantalones, decántate por los de tiro medio (no muy por debajo del ombligo) porque recogen el abdomen, dando forma. Descarta los de tiro muy bajo porque producen el efecto contrario.

Cómo disimular busto. Olvida los tejidos muy ceñidos o con detalles llamativos en esa zona. Elige prendas con escote en V o algo abierto y evita los escotes muy cerrados, pues aumentan volumen.

Y, siempre, procura que te guste lo que te pones, sea lo que sea. Que tú lleves la ropa y no al contrario. La consigna es no esconderte bajo la ropa, sino potenciar aquello que quieres lucir y disimular –que no tapar– lo que no deseas exhibir. Siempre encontrarás prendas perfectas para ti, para gustar. Pero, sobre todo, para gustarte.

Algunos looks muy “resultones”

Después de los tips de moda para tallas grandes, vamos a proponerte algunos estilismos que te van a favorecer.

La prenda estrella de esta temporada es el kimono. Pues bien, un estilismo a base de jeans combinados con una camiseta blanca básica y el kimono por encima, resultará perfecto para salir a pasear por la ciudad o a tomar algo.

Un vestido con corte bajo el pecho o de cuerpo ceñido y falda vaporosa será una estupenda alternativa. Si le añades un cinturón le darás un toque femenino y muy chic.

Otra buena idea puede ser combinar una falda plisada, tendencia esta temporada, con una camisa en color liso. O, si lo prefieres, un mono combinado con una chaqueta entallada en color a contraste.

Elegir una blusa ligera con un estampado primaveral para llevarla con una falda de mucho vuelo y ceñida a la cintura puede darte una imagen fresca y juvenil. La falda también puede ser de tubo a media pierna con el mismo espectacular resultado.

Y si prefieres pantalones, recurrir a los pitillos combinados con prendas más holgadas en la parte superior, hará que potencies el talle, afinando las piernas.

Para las ocasiones más especiales, elige un vestido entallado bajo un abrigo de verano, ceñido mediante un cinturón fino y unos stilettos, y lucirás espectacular. O bien un vestido de corte camisero ceñido a la cintura y escote en V. Si buscas algo informal para el verano, un vestido en seda o lino, fluido y ligero, de largo maxi combinado con un par de bonitas sandalias planas, será un acierto.

Seguro que todos estos looks para tallas grandes te van a sentar de maravilla. Así que ya sabes, revisa tu armario, hazte con las mejores prendas, lánzate sin complejos y ¡a triunfar!.

No hay comentarios

Enviar un comentario