Camisas de Talla Grande: ¿Cómo vestirlas? | Nara Moda
15831
post-template-default,single,single-post,postid-15831,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Camisas de talla grande: ¿Cómo vestirlas?

Camisas de talla grande: Cómo vestirlas correctamente?

Camisas de talla grande: ¿Cómo vestirlas?

Para elegir las mejores camisas de talla grande se deben tener en cuenta los mismos criterios que a la hora de elegir cualquier tipo de prenda. Lo primero que una persona debe hacer es saber exactamente qué tipo de cuerpo tiene. Hay una serie de tipologías determinadas dentro de las cuales encajamos de una manera general. Según tu tipología, te favorecerán más unas prendas u otras, independientemente de cuál sea la talla que vistas. Por ello, el primer paso antes de elegir cualquier pieza es que sepas qué clase de cuerpo tienes exactamente.

Principales formas de la tipología corporal femenina

Antes de comenzar a ver las principales tipologías, lo que debes hacer es medir tu cuerpo. Toma medidas de tu busto, de tu cintura y de tu cadera. De esta forma, podrás saber en qué grupo te encuentras exactamente cuando la elección no sea tan obvia. A continuación, te ofrecemos las formas más comunes del cuerpo femenino.

El cuerpo en forma de manzana

Este tipo de cuerpo se refiere a aquellas mujeres que tienen el busto más ancho que el resto del cuerpo. Un 14 % suele tener el pecho unos siete centímetros de ancho más que las caderas. Una de las principales características de esta clase de cuerpo es que las extremidades suelen ser bastante delgadas, aunque los hombros generalmente son anchos y destacan sobre la figura. Muchas mujeres con este tipo de cuerpo suelen tener las piernas tonificadas. El peso se encuentra localizado sobre todo en la sección media, justo antes de llegar al pecho. Esto hace que el busto parezca aún mayor, acompañado por un estómago protuberante. La cintura no cuenta apenas con definición.

El cuerpo en forma de pera

Es lo contrario al cuerpo de manzana. En este caso, las mujeres presentan unas caderas anchas, formando una especie de triángulo. Un 20 % de las mujeres presentan caderas significativamente más anchas que el pecho. La parte del cuerpo más llamativa es la zona inferior, el conjunto de muslos, glúteos y caderas. La parte superior suele ser bastante estrecha, con hombros poco anchos y ligeramente inclinados. Este tipo de figura suele ser conocida como curvilínea, ya que la cintura está más definida, dando lugar a diferentes volúmenes y curvas. El tamaño del pecho es pequeño, acorde al tamaño de la distancia entre ambos hombros.

El cuerpo en forma rectangular o recto

Alrededor del 45 % de las mujeres presenta esta figura, que se caracteriza por tener una cintura con la misma anchura que el busto y las caderas. Por ello, el cuerpo no es tan curvilíneo como puede ser el cuerpo de manzana o de pera, sino todo lo contrario. Es un cuerpo que destaca por la rectitud de sus líneas. Una de las formas de saber si tienes este tipo de cuerpo es midiendo tu cintura. Si es de dos a veinte centímetros más pequeña que tu pecho, es que tienes un cuerpo recto. La caja torácica es la que define realmente la figura, así como la zona de los glúteos. Generalmente, las mujeres con esta figura suelen ser bastante esbeltas.

El cuerpo en forma de reloj de arena

Este tipo de cuerpo no es tan frecuente como el resto, con tan solo un 8 % de las mujeres que presentan esta figura. La principal característica de esta tipología es que, tanto el pecho como las caderas tienen la misma medida, mientras que la cintura es bastante más estrecha. Esto da lugar a una imagen que se corresponde con la de un reloj de arena. Las curvas se destacan en los lugares adecuados, con la grasa repartida de manera uniforme sobre las diferentes partes del cuerpo. La forma de este cuerpo no se define por el grosor de las extremidades o el volumen del trasero, ya que este puede ser especialmente carnoso, a diferencia de la cintura.

El cuerpo en forma de fresa o de triángulo invertido

Las mujeres con esta silueta destacan por tener una espalda y unos hombros más anchos que el resto del cuerpo. Por esto mismo, la apariencia del pecho y de los brazos suele ser más fibrosa e incluso atlética. Las piernas y las caderas suelen ser finas, lo que da a la figura esa forma de triángulo invertido característico de las fresas. Aunque la zona superior del cuerpo de la mujer sea más ancha en este tipo de casos, lo cierto es que no quiere decir que las mujeres que tengan esta silueta vayan a tener un pecho mayor.

Como decíamos, en algunos casos las características no son tan obvias, por lo que deberás tomar medidas y compararlas para establecer tu tipo de silueta. De esta forma, sabrás qué prendas sacarán partido a tu figura.

Prendas de ropa según la forma del cuerpo femenino

La mejor ropa para el cuerpo de manzana

Las camisas estrella de talla grande para estas mujeres son las blusas drapeadas con escote en forma de V. Mejor si son diseños con líneas verticales, que favorecen a esta tipología corporal, o los estampados sencillos y pequeños, ambos con colores oscuros. Llévalas por fuera del pantalón o falda. Además:

– Es importante usar la talla adecuada, que se ajuste ligeramente al cuerpo. No son recomendables las prendas excesivamente ajustadas, es mejor que queden algo sueltas.

– Los pantalones que más les favorecen son los de talle alto, con corte recto o acampanado. Además, lo mejor es que sean lisos, sin ningún tipo de adornos. Un aspecto que también se aplica a las faldas, que quedarán perfectas si, además, tiene un poco de volumen.

– En el caso de los vestidos, los que mejor sientan son los que van ceñidos bajo el pecho y después caen. La longitud perfecta es justo por encima de la rodilla.

– Para blazers o chaquetas, escoge aquellas que te queden a la altura de la cintura, aproximadamente.

– Una forma de destacar los conjuntos es a través de los zapatos. Escoge diseños atrevidos y originales. También emplea complementos llamativos, ya sean piezas de joyería o de bisutería.

La mejor ropa para el cuerpo de pera

Las blusas con mangas con volumen o las blusas sin mangas son ideales para este tipo de cuerpos. Sobre todo, si cuentan con escotes profundos y cuello ojal. También son una apuesta segura aquellas camisas que tienen un estampado en rayas horizontales, que ayudan a crear una ilusión óptica que favorece a estas siluetas. Además:

– La mejor combinación de colores es aquella que usa tonos claros en la parte superior y oscuros en la inferior.

– Las mejores faldas para estas mujeres son las de forma de A. En el caso de los vestidos, nada como los palabra de honor para la noche o los días de verano.

– Lo más recomendable es que los pantalones sean de color oscuro y que se ajusten a la cadera, pero sin apretar. Los tops y las camisas son las que deben llamar la atención dentro del conjunto.

– Las chaquetas o blazers deben extenderse hasta la zona de la cadera, para disimular la silueta de triángulo característica en este tipo de cuerpos.

– Entre las prendas que evitar están las camisetas sin forma y anchas en la cintura, los colores brillantes en la zona inferior del cuerpo y las chaquetas que solamente lleguen hasta la cintura.

La mejor ropa para el cuerpo rectangular o recto

Las camisas de talla grande que deben usarse en este tipo de cuerpos son aquellas que enfaticen la zona de la cintura. Una forma de hacerlo es sirviéndote del uso de cinturones que ayuden a darle forma a esta parte del cuerpo. También es útil la presencia de volúmenes o volantes en la zona superior de la camisa. Además:

– Lo mejor es usar faldas con algo de volumen e incluso con vuelo. Al igual que en el caso anterior, las faldas en forma de A son una excelente opción para los cuerpos rectos. También puedes optar por faldas rectas que sean entalladas en las rodillas.

– Los vaqueros y pantalones de pitilllo favorecen mucho estas siluetas, sobre todo, lo que se ajustan en la cintura. Por ello, los vestidos que marquen la cintura sutilmente son los mejores para resaltar esta figura.

– Para chaquetas, lo ideal son aquellas que se entallan en la cintura. Si tienen bolsillos mejor que mejor. Además, son perfectas las que están hechas a base de tejidos gruesos.

– Si quieres usar estampados, hazlo solamente en una zona del cuerpo, ya sea la parte superior o la parte inferior.

– Entre las prendas desaconsejadas están las piezas de ropa anchas que no tengan ningún tipo de estructuras y aquellas que cuenten con un talle bajo.

La mejor ropa para el cuerpo de reloj de arena

Las mejores camisas de talla grande para esta tipología de cuerpo son las que tienen escote en forma de V. Es recomendable que sean de una longitud que no supere la zona de la cintura. También son perfectas las blusas entalladas, pero que no se ajusten excesivamente a la figura. Además:

– Marcar la cintura es un aspecto clave de las prendas destinadas a este tipo de cuerpos. Por ello, las faldas lápiz son especialmente favorecedoras, así como las chaquetas que ayudan a definir la silueta.

– Para los vestidos, escoge aquellos que marquen tu cintura, pues es una de las partes más bellas en esta clase de cuerpos. Mejor si son vestidos con caída que le den el toque de distinción y elegancia a tu figura.

– Para pantalones y vaqueros, la mejor opción son los bootcut, que tienen un diseño ajustado como el estilo pitillo, pero que acaban con una forma recta. Eso es precisamente lo que ayuda a proporcionar la silueta.

– Entre las prendas que se deben evitar en los cuerpos con forma de reloj de arena están las piezas demasiado sueltas, como pueden ser los blusones, las chaquetas en líneas rectas que no potencian la figura, los pantalones con tiro bajo y aquellas que se ajustan a la cadera.

La mejor ropa para el cuerpo de fresa o de triángulo invertido

Las mejores camisas de talla grande para las mujeres con cuerpo de triángulo invertido son los modelos de mangas anchas o de mangas sisa. Preferiblemente, si estos diseños cuentan con un escote en V. No uses hombreras, pues solamente van a perjudicar la percepción óptica de este tipo de cuerpos. Además:

– No uses camisetas palabra de honor o con tirantes finos, ya que ambos cortes potencian mucho la prominencia indeseada de los hombros.

– Para evitar el efecto visual, lo mejor es usar vestidos y faldas acampanadas o sueltas, que no se marquen en las caderas. Un principio que también puede aplicarse a los pantalones.

– Lo más recomendado es usar colores claros en la zona inferior, unos tonos que deben contrastar con colores o estampados oscuros en la zona superior.

– Las chaquetas deben de tener un corte que se sitúe un poco por debajo de la cintura.

– Entre las prendas que se tienen que evitar son aquellas que se ajustan mucho a la zona inferior del cuerpo; la ropa con hombreras y los cortes en palabra de honor.

También tienes que tener en cuenta la temporada del año, pues no será lo mismo buscar camisas para el verano que para el invierno. Basta con que tengas en cuenta los principios que deben seguir cada tipología para elegir la prenda adecuada.

Vestir camisas de talla grande de manera correcta

Las camisas de talla grande deben seguir los mismo principios y características que se han descrito, según la tipología corporal, solamente que escogiendo el tamaño adecuado para ti. Lo que realmente importa es la forma del cuerpo, no la talla de la prenda. Tienes que aprender a sacar partido a tus curvas y potenciar aquellas partes de tu silueta que te favorecen. Esa es la clave a la hora de vestir, independientemente de tu peso. Y si no, mira el estilo de famosas como la actriz estadounidense Melissa McCarthy y cómo le saca provecho a su cuerpo con gran estilo. Aplica estos sencillos consejos y verás cómo tu cuerpo luce como nunca antes. ¡Ya no volverás a mirar una camisa de talla grande de la misma manera!

No hay comentarios

Enviar un comentario